Censo: cita de cívicos de Bolivia será en Cochabamba tras el paro en Santa Cruz

El Comité Interinstitucional cruceño calificó la medida de presión como exitosa y prepara para el jueves otra  reunión regional. Ayer hubo enfrentamientos y 14 personas detenidas por consumir bebidas y una con explosivos.

 

Santa Cruz cumplió ayer un paro cívico de 24 horas en rechazo a la postergación del Censo de Población y Vivienda para 2024 y se prepara para asumir otras medidas de presión.



Desde Cochabamba, se articula una reunión nacional de cívicos para analizar esta decisión consensuada en el Consejo Nacional de Autonomías, el 12 de julio.

La reunión está prevista para mañana miércoles a las 9:00 horas.

Así lo confirmó el presidente del Comité Cívico de Cochabamba, Apolinar Rivero, quien recordó que esta determinación se tomó la semana pasada durante la Asamblea de la Cochabambinidad en la que también se anunció la realización de un “plantón”.

Rivero explicó que en las próximas horas se dará a conocer el lugar del encuentro que será a las 9:00 horas y ya fue confirmado por los cívicos del país.

Según el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, citado por ERBOL, hay una decisión de los comités cívicos de asumir medidas de presión para que el Gobierno retroceda en su decisión.

“Hay una conciencia de los comités cívicos, todos han confirmado el interés”, manifestó.

Dijo también que preparan otra reunión regional para el jueves.

Entre tanto, el presidente Luis Arce también tendrá una reunión mañana. Se confirmó la cita en La Paz con alcaldes de las ciudades capitales y El Alto.

El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, fue uno de los que confirmó su participación para hablar sobre el Censo, pero también sobre los proyectos municipales y las inversiones. También lo hizo el alcalde paceño, Iván Arias, quien explicó que llevará una propuesta para que este empadronamiento se realice en 2023, una demanda que suma apoyo.

El alcalde de Santa Cruz, Jhonny Fernández, después de ser cuestionado por no “aparecer” en el paro, explicó, según El Deber, que estaba en otra reunión y que no busca “figurar” por lo que tiene mucho cuidado.

Aseguró que el paro fue “diferente” a tiempo de confirmar su asistencia a la reunión con el Primer Mandatario por ser un escenario de diálogo importante.

Asimismo, adelantó que mantendrá reuniones previas con algunos burgomaestres “para evitar que se pierda tiempo y más bien se puedan lograr respuestas concretas”.

EL PARO

Entre tanto, el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, calificó el paro de ayer como “contundente”.

Las rotondas y avenidas del centro de la capital cruceña amanecieron bloqueadas por grupos de personas que apoyaron la medida de presión convocada por diferentes instituciones reunidas el 15 de julio, donde se decidió exigir al Gobierno retroceder en la decisión de reprogramar el proceso censal, según reportó ERBOL.

Camacho consideró que el paro cívico debe ser un “mensaje claro” al Gobierno para que evalúe su decisión  para que el Censo, previsto inicialmente para el 16 de noviembre, no se atrase hasta más allá del primer semestre de 2023.

LO SUCEDIDO

Durante el paro ocurrió un primer enfrentamiento en el Plan 3.000 entre jóvenes de la Unión Juvenil Cruceñista y personas que estaban en contra de la movilización.

Tras lanzarse piedras, petardos y otros objetos, ambos grupos se dispersaron del lugar.

Por otro lado, el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, informó, según Urgente.bo, que en la primera media jornada de paro cívico, 14 personas fueron arrestadas por infringir la Ley 259 de control al expendio de bebidas alcohólicas y otra aprehendida, acusada de provocar lesiones con material explosivo (petardo). Se trataría de una mujer.

“Estas personas arrestadas están por faltas y contravenciones por consumir bebidas alcohólicas en vía pública, por generar riñas y peleas”, dijo a Bolivia TV.

Precisó que la persona aprehendida será puesta a consideración del Ministerio Público para que defina su situación jurídica.

El viceministro denunció además que este grupo parapolicial “acarreó personas” a los  diferentes puntos de bloqueo.

También informó que alrededor de 3.000 efectivos policiales resguardaron la seguridad y garantizaron el orden público y los derechos individuales y colectivos, como la libre locomoción de los ciudadanos.

Sin embargo, de acuerdo con la información de El Deber, delante de la autoridad del Gobierno, cerca del mediodía en la zona del obelisco del Plan Tres Mil, ocurrió una gresta entre simpatizantes del Movimiento Al Socialismo (MAS). Alertó de que estas personas se encontraban en estado inconveniente y se disputaban por quién se encargaría de la seguridad en el lugar.

“Los roces llegaron a los golpes, incluso un joven lanzó un petardo al otro grupo que intentó capturarlo”, se lee.

En los grupos informaron que son “discrepancias entre compañeros que se producen por “estrés”.