Migrantes bolivianos sienten el impacto de la inflación en España que escaló a doble dígito

Se prevé un menor flujo de remesas, que el año pasado sumaron $us 478 millones

Los españoles han visto subir los precios desde marzo
Fuente: El Deber

 

Luego de 37 años, España ha visto cambiar sus dígitos que miden el índice de precios al consumidor. Así, en junio la inflación superó el 10%, el mayor nivel desde abril de 1985 y los residentes bolivianos sienten el impacto. ¿Las causas? el aumento del valor de los combustibles, alimentos y bebidas no alcohólicas. A todo ello, se suma la paridad del euro frente al dólar que disminuirá las remesas que envían los compatriotas.

Desde Albacete, la boliviana Grissel Montenegro, que migró hace más de 20 años, dijo que la inflación está afectando, los precios se incrementaron en un 10% y la gasolina y diésel que estaban en 1,39 el litro ahora superan los 2 euros.



Asimismo, como la luz eléctrica depende del gas, entonces; por ejemplo, a algunos negocios se les ha incrementado de 1.200 euros a 3.000 euros el pago mensual y varios tuvieron que cerrar, lo que hace más complicado conseguir empleos. “Hubo escasez de algunos productos cuando empezó la guerra, entre ellos el aceite de girasol y una garrafa de cinco litros que costaba 5 euros, llegó a subir a 12 y 13 euros, casi al precio del aceite de oliva”, precisó.

La boliviana Leny Hayashida que vive en Blanes, ciudad situada a 69 kilómetros de Barcelona, también precisó que subieron los precios de varios alimentos y algunos hasta se duplicaron.

Al igual que Montenegro, afirma que los altos costos hicieron que se cierren muchos negocios, por lo que hay menos empleos. “La luz y el agua subieron de precio porque utilizan gas, lo mismo que los alquileres, pero lo bueno es que en esta zona que es turística fue acompañado de un incremento salarial de hasta un 10%”.

 Además, destacó que antes había ‘contrato basura’ que eran temporales, pero ahora son indefinidos debido a una nueva legislación que pretende reducir el gasto estatal en las personas que están ‘en paro’, dice Blanca que ya lleva 18 años en suelo español.

En tanto que Tatiana Velasco, que vive hace 17 años en Badajoz, coincide en que se ha sentido mucho la inflación, la semana pasada las mascarillas (barbijos) que compraba en 99 céntimos hoy están a 1,46 euros. “Los alimentos también se incrementaron, la leche, la carne están más caros y los salarios se mantienen», sostuvo.

También indica el agua y la luz están más caros, aumentó tanto el costo de la luz que en Badajoz emitieron horarios para utilizar lavadoras, calefacción, que son necesarias por las bajas temperaturas. «Si no cumples, las facturas llegan más caras y en calor se llega hasta los 38 grados centígrados, pero dicen que se incrementará hasta los 45 grados y si no hay un aparato para refrescarse no se puede porque no da la economía. Esto no es un lujo, es una necesidad”, precisó

Impacto en las remesas

La paridad del euro frente al dólar tendrá un impacto en las remesas. Grissel Montenegro sostuvo que el efecto será para quienes envían dinero a sus familiares porque recibirán menos. Antes se enviaba 100 euros y en Bolivia recibían 120 dólares, ahora será el mismo monto.

 La economía boliviana recibió $us 1.398 millones en remesas durante la gestión 2021, según el Banco Central de Bolivia (BCB). De ese monto, la mayoría proviene de España con $us 478 millones el año pasado.