Fernández suaviza su discurso: «si seguimos en discusiones políticas vamos a perder»

En un acto realizado este domingo pidió el censo para el 2023. Defendió el trabajo realizado por la Alcaldía para avanzar en la cartografía urbana

Juan Manuel Ijurko

Jhonny Fernández muestra la cartografía avanzada por el municipio
Jhonny Fernández muestra la cartografía avanzada por el municipio

Fuente: El Deber

El alcalde de Santa Cruz de la Sierra, Jhonny Fernández, manifestó su interés para que el Censo de Población y Vivienda se realice el 2023. El pedido de la autoridad municipal se produce un día antes de la reunión con el Instituto Nacional de Estadística y después de la polémica postura asumida por Fernández ante el paro de 48 horas vivido en Santa Cruz.



Fernández volvió a mostrar el trabajo realizado por el municipio para completar la cartografía censal y aseguró que dicho trabajo ayudará para recortar los tiempos propuestos por el Ejecutivo nacional para el censo. «El Gobierno dice hasta el 2024, nosotros queremos el 2023», explicó el alcalde a un nutrido grupo de seguidores reunidos en Parques y Jardines.

Con un tono más moderado que en anteriores ocasiones, el burgomaestre tendió una mano a las instituciones cruceñas para aunar esfuerzos para modificar la fecha estipulada para el censo. «Hay que trabajar, si no hay trabajo, empezaremos de cero» lo que postergaría el censo.

Más explícito se mostró al referirse a la tensión política vivida en los últimos días. «Si seguimos en discusiones políticas, vamos a perder», afirmó Fernández.

A pesar del tono reconciliador, no dejó pasar la oportunidad de cuestionar al gobernador Luis Fernando Camacho. «Algunos dicen ‘vamos a hacer nuestro censo’. No podés, la ley no permite», explicó. Para el alcalde, «si no hay acompañamiento del INE, no tiene validación. Va a ser perder tiempo, perder plata», auguró sobre la propuesta de la Gobernación para realizar un levantamiento estadístico propio.

La secretaria de Innovación, Tecnología y Planificación, Andrea Daza intervino para esclarecer las dudas sobre el avance cartográfico ejecutado desde el municipio. «Se ha realizado un levantamiento de los asentamientos urbanos dentro del municipio», detalló. Este registro, explicó, «ayuda a la cartografía censal. El INE es el único responsable de elaborar la cartografía».

Finalmente, Fernández pidió la colaboración de todos los distritos para completar la información que requiere el INE. El avance logrado por el municipio «es el primer paso» y permite conocer cómo «ha cambiado la estructura de la sociedad». La participación de los vecinos ayudará para una buena cartografía. «Somos responsables de que salga bien», concluyó.

Fuente: El Deber