Maestros colapsan el centro de La Paz por dos horas y Gobierno llama a debatir pliego

Los educadores esperan que en los próximos días otros sectores de trabajadores se plieguen a sus medidas de protesta

Marco Antonio Chuquimia

Maestros protestan en el centro paceño por el ascenso automático - La Razón  | Noticias de Bolivia y el Mundo



Fuente: https://eldeber.com.bo

La singular protesta de maestros colapsó el centro de La Paz. Los educadores replicaron el bloqueo de las mil esquinas tomó todos los accesos desde y hacia al centro de la ciudad de La Paz. La medida permitió a los docentes reclamar un pliego de cinco puntos para mejorar su situación laboral.

El Gobierno respondió con una convocatoria al diálogo donde se debatan las demandas en una mesa de negociación. El intercambio epistolar entre Ejecutivo y Maestros no llenó la expectativa de los educadores.

A las 13:00, los maestros fueron convocados a su sede que queda a escasas tres cuadras de la plaza Murillo. A las 15:00, empezó la romería de los maestros e hicieron un tímido intento de ingresar al centro del poder político, ante un despliegue policial que puso barreras una cuadra alrededor de la plaza.

Los maestros decidieron dividirse en pequeños grupos e implementaron su protesta de bloqueo en “las mil esquinas”.

“El día martes nosotros enviamos a través de nuestro hermano ministro (Diego Pary) una nota a la Confederación de Maestros Urbanos, ellos no nos han contestado hasta ahorita y estamos siempre abiertos al diálogo para poder debatir, porque para todas las peticiones que ellos hacen hay que sentarnos en la mesa de trabajo y debatir”, dijo en conferencia de prensa el viceministro, Bartolomé Puma.

El pliego de los maestros contempla cinco peticiones: el ascenso automático, jubilación al 100%, reordenamiento educativo, billetera móvil, y la principal demanda es el manejo de los aportes de la Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs).

Los educadores advierten con replicar las protestas hasta que el Gobierno escuche y acepte las demandas. Según la dirigencia, ellos mandaron varias notas haciendo conocer el malestar del sector por el traspaso de los fondos de pensiones al Estado. La respuesta del Gobierno no fue satisfactoria para aclarar las dudas del sector, señalan los dirigentes del magisterio.

Según el Gobierno, el reglamento que determina el escalafón necesita un contexto de debate para modificarse. Se trata de una normativa antigua y debe ser actualizada con el diálogo amplio.

Los maestros rechazan de plano esta medida. Consideran este reglamento como una de sus conquistas que más costó al sector.

Los maestros esperan que los trabajadores de distintos sectores se plieguen a su medida conforme pase el tiempo y obligar al Gobierno a permitir que sean los trabajadores los que administren los fondos de pensiones.