CEPB: Restringir las exportaciones en un país que necesita ingresar divisas no tiene sentido

Expertos advirtieron que el valor de la moneda boliviana podría devaluarse si el país continúa con baja recaudación de dólares que fortalezca las reservas

camiones

Imagen referencial de camiones varados con mercadería. Foto: RRSS



Fuente: ANF

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, calificó de una contradicción sin sentido la prohibición de exportaciones cuando el país necesita urgentemente dólares para incrementar las reservas internacionales, que están bajas, y mantener estable la economía nacional.

La pasada jornada, el ministro de Desarrollo Productivo, Néstor Huanca, informó que el Gobierno decidió suspender las exportaciones de productos como el grano de soya, torta de soya, harina, azúcar, aceite y carne de res, a partir de este jueves hasta que se garantice el abastecimiento del mercado interno que se ve perjudicado por los conflictos sociales.

“Todo lo que es restringir las exportaciones, en un país que necesita ingresar divisas, no tiene sentido”, aseguró Barbery a Unitel.

El empresario argumentó que existen regiones en el país que no están siendo afectadas por el paro indefinido de Santa Cruz y desde esos lugares se puede materializar las exportaciones y abastecer a la población haciendo un bien a la economía.

“Estamos en una situación muy difícil, muy crítica, donde las reservas internacionales están en un nivel demasiado bajo donde pone en riesgo la estabilidad de nuestro crecimiento económico. Entonces, prohibir las exportaciones no ayuda poder captar más divisas que son lo que necesitamos ahora para poder reforzar nuestras reservas y mantener la estabilidad económica que necesitamos (…). Hay una contradicción que es inexplicable. Es como dispararse a los pies”, agregó.

Entre el 1 de enero y el 14 d julio, las Reservas Internacionales Netas descendieron de 4.752 millones de dólares a 4.219 millones (-11%), según datos del Banco Central de Bolivia.

Expertos advirtieron que el valor de la moneda boliviana podría devaluarse si el país continúa con baja recaudación de dólares que fortalezca las reservas.