Los intereses y negocios tras el censo

Para mis hermanos cocaleros, todo. Para mis enemigos la ley. Mi Ley”. Evo Copa Coca.

Nuestra vida se vuelve cada vez más complicada, más enrevesada. Ya no sabemos lo que es real; que es verdad, que son mentiras, mitos, y sobre todo cuales son los mejores negocios.



Los Sábados cuando escucho Diálogos por Panamericana me da la impresión, que aunque se trata de analizar eventos concretos y los actores lo hacen de forma brillante, cada uno los analiza y los presenta como si viviera en distintos planos o planetas, en distintos tiempos y espacios. Y uno se pregunta que es verdad, que es mentira y la respuesta es que todo depende de la paga o del cristal con que se mira.

Para ordenar las ideas tomo notas y busco encontrar una lógica a esta telenovela sociopolítica y no siempre encuentro el rumbo. Ahora uno de los temas en la Cartelera, es el Censo y estas son algunas notas, una ayuda memoria que luego de un tiempo me servirá para constatar estas actuales presunciones, con los hechos de la historia.

La estrategia electoral del Castrochavismo y del populismo cocalero.

Cuando fracasa el comunismo en la URSS, el Castrochavismo y el Foro de San Pablo cambian la estrategia para apoderase del poder. Ya no serán las guerrillas y los golpes, sino el fraude electoral.
En Bolivia, con apoyo de los expertos del Castrochavismo, se diseñó la nueva estrategia que contempla manipular los mecanismos del Censo y el Padrón Electoral y con esto se apoderaron del país desde hace diecisiete años, y no piensan soltarlo jamás.

En Bolivia dada su cultura sindical y de permanentes movilizaciones, la estrategia además del tema electoral contempla el enfrentamiento con las regiones que no se someten: Cercos Gubernamentales a las ciudades para evitar la entrada y salida de alimentos e insumos, arribo de bandas de interculturales, policías, ministros para evitar que entren alimentos, combustibles y no permiten recoger y trasladar la basura a los vertederos. Bloquean la salida de los productos agropecuarios cruceños a los mercados nacionales e internacionales. Una estrategia que ahora tiene un fuerte componente racial, entre presuntos indígenas y los mestizos q´aras que no son masistas.

Los demócratas que creen en el ciudadano sujeto a la ley, la libertad, la propiedad privada y el libre mercado, están preocupados por el rumbo que lleva el MAS; un partido centralista y estatista, que luego de dilapidar y robar todos los recursos públicos, ahora para subsistir ha convertido al país en un Narcoestado. Las exportaciones de pichicata, constituyen más del 10% del PIB y van subiendo, mientras el resto disminuye.

Para enfrentar electoralmente al MAS se necesita realizar un Censo correcto y confiable. Esto para los masistas tiene sus bemoles, pues se evidenciara el fraude de su Censo y la manipulación del Padrón electoral tramposo con el que ganaron las elecciones, la fraudulenta asignación de los recursos financieros a las regiones y curules parlamentarios a los Departamentos, ambos en base a población.

El Gobierno masista ya había aprobado anteriormente y mediante Decreto, que el Censo se realice en noviembre del 2022 y ahora por estrategia y para evitar que se evidencie que el Padrón Electoral fue armado y manipulado, deciden postergarlo inicialmente para el 2024 y luego olvídense.

La realización de este Censo para la Oposición democrática, tiene como plazo de realización el año 2023 y que sus resultados se apliquen el 2024 y esto para poder realizar el saneamiento del Padrón para las siguientes elecciones del 2025, así como empezar a redistribuir el año 2024 los recursos financieros y luego de las elecciones, los escaños Departamentales en base a la población real.

El sistema electoral y el padrón electoral están hábilmente programados por el Gobierno masista, quien es el que manipula el sistema electoral para así ganar siempre las elecciones. El riego para ellos, es que con un Censo veraz y certificado, podemos tener las pruebas de que el Padrón electoral del 2012, el que se utilizó en las elecciones con el que gano Evo y luego Lucho, es fraudulento. Que la cantidad de votos que figuran y especialmente en las áreas rurales y les dieron el triunfo no son ciertos pues superan por mucho a la población existente.

Este fraude electoral del MAS se lo ha visto en la práctica y los análisis de la OEA lo han confirmado. Por tanto, necesitamos realizar un nuevo Censo correcto y un elaborar un nuevo Padrón electoral, con lo que sería imposible que Evo gane en la próxima elección y ese es el problema de los masistas cocaleros, amantes de la mama coca, la pichicata y los dólares verdes como la hoja sagrada.

Cuando se quiere, se puede. Con un INE independiente, con profesionales bien formados y equipos de alta tecnología, imágenes satelitales e inteligencia artificial, se puede hacer cartografía en pocas semanas y emitir datos del Censo en pocos meses. Lo importante es sacar esta Institución de manos del MAS y tener un sistema de monitoreo internacional y nacional que garantice la corrección del evento.

Fuente: ovidioroca.wordpress.com