Gobernación cruceña desmiente a Richter y cuenta con delegado en la mesa técnica por el Censo

El vocero presidencial había señalado que el ente departamental cruceño no había acreditado a ningún delegado, pero Rubén Peña es el representante que también acompaña al comité interinstitucional

ÁLVARO ROSALES MELGAR

Fuente: Unitel

Después de que el portavoz presidencial Jorge Richter afirmara que la Gobernación de Santa Cruz optó por la política del “no me importismo” al no haber acreditado a su equipo de técnicos para que participen en la Comisión Técnica de Trinidad, el propio representante del ente departamental cruceño salió a desmentir al vocero y confirmó que está acreditado y que estuvo en el encuentro que ya trabaja para definir en una fecha por el Censo



“El gobernador de Santa Cruz demuestra algo habitual en él, no acreditó un representante y esto significa distanciarse del diálogo y (eso) no es otra cosa que es un no me importismo sobre el valor que tiene el dialogo; un no me importismo a la necesidad de consensuar con tus pares; y al contrario buscar por la vía de la presión y la violencia, la imposición de un criterio regional al país en su conjunto”, afirmó Richter en un reporte expuesto por el aparato de comunicación estatal.

Mientras tanto, el delegado de la Gobernación, que también funge como director de Tecnología e Innovación en Santa Cruz, ratificó que está en el departamento beniano desde el viernes y respalda la postura del Comité interinstitucional impulsor del Censo.

Entre los técnicos cruceños del Comité también figuran como delegados técnicos el rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm), Vicente Cuéllar, el asesor y constitucionalista José Luis Santistevan, el economista Jorge Akamine y la docente técnica y demógrafa Melvy Vargas.

“Claro que estuve presente, logré acreditarme y estuve presente en la reunión de la mañana, donde el Instituto Nacional de Estadística expuso su cronograma censal y posteriormente se presentaron también las propuestas, incluso la nuestra que demuestra que es posible tener un censo en 2023”, afirmó Peña en un contacto con UNITEL.

El delegado de la Gobernación cruceña observó que no hay una metodología clara para definir la fecha por el Censo, pero adelantó que se espera tener una tarde de debate y análisis de tareas específicas que den nuevas luces sobre el trabajo de la mesa técnica, volviendo a desmentir la postura de Richter.

Entretanto, el vocero aprovechó también para reiterar que el gobernador cruceño Luis Fernando Camacho tiene una postura “caprichosa” y lo acusó de querer imponer su criterio político, a tiempo de asegurar que la autoridad cruceña ejerció presión sobre sobre el gobernador de Beni, Alejandro Unzueta, hasta hacerle cambiar de opinión para apoyar el Censo 2023.

Mientras tanto, el foco está puesto en el debate técnico que se reanudará esta tarde, donde por tiempo y materia los delegados expondrán sus argumentos y posturas en torno a la ejecución del empadronamiento.