TSJ rechaza cualquier “interferencia” a la independencia judicial en el caso “Narcovuelo”

Más temprano, la Asociación de Jueces de Bolivia se declaró en emergencia.

TSJ rechaza cualquier "interferencia" a la independencia judicial en el caso "Narcovuelo"
El Tribunal Supremo de Justicia en Sucre. TSJ

 

Luego de que se denunciara la aprehensión de un juez en Santa Cruz, por haber supuestamente cometido prevaricato al disponer la detención preventiva de dos personas y la libertad de una tercera, imputadas por el caso “narcovuelo”, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), emitió un comunicado en el que rechaza cualquier interferencia, amedrentamiento o violación a la independencia judicial y exige el debido proceso en la investigación de los operadores de justicia.



Este viernes, la Asociación de Magistrados de Bolivia (Amabol), a través de su presidente Grenny Bolling, calificó de ilegal la aprehensión del juez Manuel Baptista en Santa Cruz que dictó medidas cautelares gravosas para dos personas y menos graves para una tercera y anunció que los jueces del país se declaraban en estado de emergencia.

La tarde de este viernes, el TSJ emitió el comunicado 07/2023, a través del cual expresa su rechazo a cualquier interferencia, amedrentamiento o violación a la independencia judicial, “actitudes que en muchos casos son efectivizadas mediante aprehensiones irregularidades, presiones sociales y otro tipo de manifestaciones que afectan a la imparcialidad del juzgador”.

En el pronunciamiento las autoridades judiciales hacen notar que todo operador es responsable de sus actos, por acción y omisión, y sostiene que es obligación de los mismos someterse a cualquier proceso de investigación que pudiera ser iniciada por el Ministerio Público, Policía boliviana, Consejo de la Magistratura entre otros entes estatales.

“A quienes exhortamos cumplan con el debido proceso y enmarquen sus actuaciones a lo estrictamente establecido en los artículos 108.I, 109.l, 410.II y 9.4 de la Constitución Política del Estado”, señala el comunicado difundido este viernes a través de las redes sociales.

El “pecado” del juez Baptista, fue liberar a una integrante de la familia propietaria del courier, responsable de la carga donde se trasladó casi media tonelada de droga del aeropuerto Viru Viru, Santa Cruz, a España.