Centro de monitoreo de YPFB fiscaliza en tiempo real a 3.000 cisternas internacionales y 200 nacionales

Según el reporte de la estatal petrolera de Bolivia, el monitoreo se realiza las 24 horas y los siete días de la semana, con lo que se garantiza que el producto llegue al destino final, es decir, a plantas o refinerías.

  • El experto explicó que la estatal petrolera además controla los saldos y días de autonomía que se tienen con base en el producto que está ingresando al país y los saldos en plantas de almacenaje. | YPFB.
Fuente: ABI / Los Tiempos

El centro de monitoreo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) fiscaliza en tiempo real a 3.000 cisternas internacionales y 200 nacionales, para controlar a las unidades que transportan combustibles y evitar el contrabando.

Según el reporte de la estatal petrolera, el monitoreo se realiza las 24 horas y los siete días de la semana, con lo que se garantiza que el producto llegue al destino final, es decir, a plantas o refinerías.



“Desde el centro visualizamos, a través de pantallas y soluciones informáticas, la ruta que realizan las 3.000 cisternas que contratamos para la importación de diésel y gasolina, desde el punto de carga en el extranjero hasta el destino final en plantas de almacenaje”, indicó el director de Comercialización e Importación de YPFB, Ariel Montaño.

El experto explicó que la estatal petrolera, además, controla los saldos y días de autonomía que se tienen con base en el producto que está ingresando al país y los saldos en plantas de almacenaje.

“Monitoreamos las zonas de conflicto en las carreteras nacionales e internacionales a fin de prevenir que unidades de transporte de combustible se perjudiquen en algún conflicto o bloqueo. Adicionalmente, monitoreamos el estado actual y proyectado hasta 10 días en adelante de nuestra terminal de Arica (Chile) para descarga de buques”, añadió.

La tecnología con la que cuentan las cisternas es Total Radio Sistem la cual, a través de unidades de GPS (Sistema de Posicionamiento Global) e inspección, permiten el monitoreo en línea y a tiempo real del tránsito y volumen que transporta cada una.

“El personal del centro de monitoreo se dedica a la nominación y programación de combustibles, se dividen de acuerdo con los países de donde se importa el diésel y gasolina. Desde occidente importamos a través de Chile y Perú y desde el suroriente por Argentina y Paraguay”, explicó.

Este centro coadyuva a evitar el contrabando del combustible, porque permite observarlo desde el carguío en una planta del proveedor en el extranjero, hasta el momento en el que se descarga en las plantas en Bolivia.

“El monitoreo en tiempo real no solo ayuda a la optimización logística, evitar el contrabando, sino también cuando hay mermas de las unidades de transporte, las cuales son descontadas al proveedor del servicio de transporte mediante contrato”, precisó Montaño.