Ileana Márquez, la primera madre que se corona como Miss Venezuela

Ileana Márquez, de 27 años, se convirtió este jueves en la primera madre coronada en el Miss Venezuela, un concurso de belleza emblemático en este país sudamericano.

Miss Venezuela 2023, Ileana Márquez (izquierda), representante del estado de Amazonas, es coronada por la saliente Miss Venezuela 2022 Diana Silva durante el concurso de belleza Miss Venezuela en Caracas el 7 de diciembre de 2023.
Miss Venezuela 2023, Ileana Márquez (izquierda), representante del estado de Amazonas, es coronada por la saliente Miss Venezuela 2022 Diana Silva durante el concurso de belleza Miss Venezuela en Caracas el 7 de diciembre de 2023. © Federico PARRA / AFP
Fuente: rfi.fr
Caracas (AFP) –Márquez, técnica superior en Educación Inicial, fue elegida Miss Venezuela con su hija Guadalupe viéndola desde las tribunas, y después se abrazó con ella para terminar celebrando en el escenario.

El concurso Miss Venezuela admitió por primera vez como candidatas a mujeres con hijos, casadas y divorciadas, en el marco de reformas emprendidas por la franquicia Miss Universo desde el año pasado para abrir su participación.

«Venezuela… Gracias por creer en mí», celebró Márquez, nacida en Valencia, estado Carabobo (centro-norte), aunque presentó al selvático estado Amazonas (sur).



«Este triunfo no es solo para mí y para mi bebé, es para ustedes», agregó con un elegante vestido de gala rojo y su cabello castaño recogido.

El Miss Universo contó este año por primera vez con dos candidatas madres, la representante de Colombia, Camila Avella; y la de Guatemala, Melanie Cohn Bech.

El Miss Venezuela es uno de los espectáculos de mayor tradición en un país que se jacta de ser una «fábrica de reinas», con siete Miss Universo.

La última venezolana en obtener ese título fue María Gabriela Isler en 2013.

Márquez será la representante de Venezuela en la edición 73 del Miss Universo.

En un país diezmado años de crisis, el concurso este año se celebró en la terraza de un centro comercial, lejos de la pomposidad de los grandes escenarios del pasado, como el Poliedro de Caracas, con capacidad para unas 20.000 personas.