Un hombre mató a puñaladas a una persona en París al grito de «Alá es grande»

El atacante, que hirió a otro civil, fue detenido

Un hombre mató a puñaladas a una persona en París al grito de “Alá es grande” (X: @CLPRESSFR)

Fuente: infobae.com



Un hombre mató a puñaladas a una persona e hirió a un segundo civil en París, al grito de “Alá es grande”. El episodio tuvo lugar en Quai de Grenelle, en el distrito 15, cerca de la famosa Torre Eiffel, en la noche del sábado.

Autoridades locales indicaron que el atacante, el francés Armand R. (26) oriundo de Neuilly-sur-Seine y vecino de Puteaux, fue detenido en la Avenue du Parc de Passy y durante su arresto continuaba amenazando a la policía y gritando “Allah Akbar”. Los oficiales debieron utilizar una pistola taser dos veces para inmovilizarlo.

“La policía acaba de detener valientemente a un agresor que atacaba a unos transeúntes en París, en los alrededores del Quai de Grenelle. Un fallecido y un herido atendidos por los Bomberos de París. Por favor, eviten la zona”, confirmó el ministro del Interior Gérald Darmanin antes de dirigirse al lugar de los hechos.

Le Parisien precisó que la víctima mortal era un turista de doble nacionalidad alemana-filipina que fue encontrado en el puente Bir-Hakeim poco antes de las 22:00. La puñalada, en la espalda y el hombro, le produjeron un paro cardiorrespiratorio que le causó la muerte. Una segunda persona resultó herida, dijo al llegar el Ministro.

Por su parte, el herido fue atacado en la cabeza en la Avenue du President Kennedy. Se trató de un turista inglés que caminaba con su esposa y su hijo cuando el sujeto se acercó por detrás y lo golpeó con un martillo. Fue atendido por las fuerzas de salud.

El atacante, según expuso la investigación preliminar, figuraba en el expediente S por islamismo radical. Inclusive, autoridades aseguraron que se oponía a que “se mate a los árabes en el mundo” y había manifestado querer morir como un mártir. También padecía trastornos psiquiátricos.

Ya en 2016, el hombre había sido detenido por la Dirección General de Seguridad Interior luego de atacar a un policía con un martillo en la plaza frente a Notre Dame, sumó Le Figaro.

El primer teniente del Alcalde de París, Emmanuel Grégoire, manifestó su agradecimiento a la policía por su rápida intervención “para detener al autor de estos ataques” y dijo que sus “pensamientos están con las víctimas”. Darmanin también valoró el trabajo de todos los días de las fuerzas de seguridad y resaltó su “organización”, gracias a lo cual se pudo contener la situación.