El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) negó este jueves que haya una “pugna interna” por la presidencia y atribuyó las afirmaciones a “rumores y declaraciones que buscan protagonismo político”.

“(Se) aclara a la opinión pública que no existe una pugna interna por la Presidencia del TSJ, tal como afirman algunos medios de comunicación, basados en rumores y declaraciones de personas que buscan protagonismo político y sin conocimiento de causa desinforman a la sociedad boliviana” (sic), señala el comunicado del TSJ.

También, aclara que el magistrado Ricardo Torres puso a disposición de la Sala Plena su cargo de presidente el 29 de diciembre, “tema que no fue abordado aún”.

“Informamos que el TSJ en su Sala Plena, salas especializadas y jefaturas dependientes están ejerciendo sus competencias y funciones con total normalidad”.

 

Los magistrados del TSJ cumplieron su mandato el año pasado, a seis años de su designación, empero, la declaración 049/2023 del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) dispuso la prórroga de todos los altos cargos judiciales ante las fallidas elecciones judiciales.

Ante el anuncio de movilizaciones de sectores que están en contra de la prórroga, Torres indicó que el país está en democracia y existe la libertad de expresión.

“Se pueden hacer protestas contra cualquier autoridad a nivel nacional siempre que estén enmarcadas en la Constitución (Política del Estado) y las normas, y no se altere el orden público. Esas protestas están garantizadas. Nosotros no somos unas autoridades que estamos exentas de recibir algún cuestionamiento”, dijo.