Ucrania destruyó otro puesto de mando ruso en un aeródromo de Crimea

El ataque tuvo lugar en Saki, donde se encuentra estacionado el 43º regimiento de aviación de combate de Moscú, que apoya a las tropas en la guerra contra Kiev

En este aeródromo está estacionado el 43º regimiento de aviación de combate de Rusia, que apoya a las tropas rusas en el sur de Ucrania

(Con información de AFP, EFE y Europa Press)



Fuente: infobae.com

La Fuerza Aérea de Ucrania aseguró hoy haber destruido otro puesto de mando ruso, en esta ocasión en el aeródromo militar de Saki, en la anexionada península ucraniana de Crimea.

”Todos los objetivos fueron alcanzados”, escribió el comandante de la Fuerza Aérea de Ucrania, Mikola Oleshchuk, en su canal de Telegram, en el que afirmó que Rusia ahora posee “un puesto de mando menos” y dio las gracias a los pilotos que bombardearon el aeródromo.

En este aeródromo está estacionado el 43º regimiento de aviación de combate de Rusia, que apoya a las tropas rusas en el sur de Ucrania.

El viernes por la noche residentes de Crimea informaron sobre explosiones en la península, anexionada por Rusia en 2014.

Ucrania destruyó otro puesto de mando ruso en un aeródromo de Crimea

Ucrania destruyó otro puesto de mando ruso en un aeródromo de Crimea

Alrededor de la medianoche de Rusia, el Ministerio de Defensa dirigido por Serguéi Shoigú aseguró que los sistemas de defensa antiaérea rusa derribaron cuatro misiles ucranianos sobre la región de Crimea y que se “abortó” un intento de Kiev “de perpetrar un ataque terrorista”.

El último gran ataque tuvo lugar un día antes, 4 de enero, cuando Ucrania aseguró haber destruido un puesto de mando cerca de Sebastopol.

Ese día también hubo explosiones en Eupatoria, más al norte.

El Centro Nacional de Resistencia de Ucrania informó el viernes que el movimiento de partisanos de Crimea “ATESH” efectuó un reconocimiento preliminar del ataque y determinó que fue alcanzada una estación de radar.

Según agentes locales de la resistencia ucraniana en la península, además de la propia estación, fue atacado el centro de control, “que era responsable de mantener abierto un canal de comunicación seguro con el Kremlin, incluida para la coordinación de la defensa aérea de toda la península”.

Ucrania destinará unos USD 26 millones a la construcción de refugios en hospitales

El gobierno de Ucrania aprobó este viernes una serie de partidas presupuestarias en materia de sanidad y que incluyen, entre otros aspectos, una asignación de mil millones de grivnas -unos 26 millones de dólares- para la construcción de refugios en hospitales en aras de reforzar las condiciones de seguridad.

Unas escaleras conducen a un refugio antiaéreo en el preescolar N205 de Kiev, capital de Ucrania. Europa Press/Contacto/Kirill Chubotin/Archivo

Unas escaleras conducen a un refugio antiaéreo en el preescolar N205 de Kiev, capital de Ucrania. Europa Press/Contacto/Kirill Chubotin/Archivo

Junto al presupuesto para reforzar las condiciones de seguridad en los centros sanitarios, el Gobierno ucraniano aumentará la financiación de los medicamentos para que sean “más accesibles y de alta calidad independientemente de dónde vida cada persona”, según recogió la agencia ucraniana de noticias Ukrinform.

Asimismo, el primer ministro de Ucrania, Denis Shmigal, incidió en que el Ejecutivo “prestará mucha atención a la financiación de la rehabilitación, la atención materna e infantil, el diagnóstico y el tratamiento del cáncer”.

Con todo esto, el Gobierno ucraniano elevará el presupuesto en materia de sanidad hasta los 239.000 millones de grivnas -algo más de 6.220 millones de dólares-, unos 31.000 millones de grivnas -más de 807 millones de dólares- más que el año pasado.

Estabilizar la ayuda a Ucrania

Por otra parte, la presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, instó este viernes a avanzar en todas las vías abiertas para “estabilizar urgentemente” la ayuda financiera a Ucrania, que no se pudo acordar en la última cumbre de 2023 por el bloqueo de Hungría, ya sea convenciendo a Budapest o con un plan B que está ultimando Bruselas para sortear su veto.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. EFE/EPA/Olivier Hoslet/Archivo

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. EFE/EPA/Olivier Hoslet/Archivo

“Después de la histórica decisión de iniciar negociaciones de adhesión con Ucrania, debemos avanzar urgentemente para estabilizar nuestra ayuda financiera al país. La Comisión acudirá al Consejo Europeo con soluciones operativas para garantizar que podamos llegar a un acuerdo sobre el mecanismo para Ucrania”, explicó la alemana en una rueda de prensa.

Von der Leyen subrayó que la prioridad sigue siendo convencer a Hungría para que levante su veto a la revisión de este presupuesto, que incluye un paquete de 50.000 millones de euros (unos 54.000 millones de dólares) para Kiev, pero que en paralelo deben “preparar otras opciones” en el caso de que Budapest se enroque en su negativa a esa vía.

El primer ministro de Ucrania afirmó el miércoles que el país cuenta con que sus aliados en Occidente le entreguen ayuda financiera de manera estable y estimó que la economía necesita más de 37.000 millones de dólares para mantenerse a flote frente al embate de la invasión rusa.

Foto de archivo del presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, en una rueda de prensa en Kiev. Dic 19, 2023. REUTERS/Alina Smutko/Archivo

Foto de archivo del presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, en una rueda de prensa en Kiev. Dic 19, 2023. REUTERS/Alina Smutko/Archivo

“Este año se necesitan más de 37.000 millones de dólares. Contamos con ayuda constante, estable y puntual de nuestros socios”, declaró el primer ministro, Denis Shmihal, en la primera reunión de gabinete de 2024, después de que en los últimos días Rusia intensificara sus ataques.

El país, que lucha desde febrero de 2022 contra una invasión rusa, recibió el año pasado 42.600 millones de dólares en financiamiento externo, de los cuales un 27% fueron donaciones, indicó Shmihal. Según el ministro, los principales apoyos fueron la Unión Europea (UE), Estados Unidos, Japón, Canadá, el Reino Unido, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

En 2023, el gobierno ucraniano estimó que necesitaba 41.000 millones de dólares de financiación de sus aliados y de organizaciones multilaterales internacionales para mantener en funcionamiento la economía.