Argentina enfrenta la ola de calor más intensa de América y mañana se espera un nuevo pico de temperatura

Junto con Australia, lideran las zonas más calientes de todo el hemisferio sur con marcas térmicas extremas y persistentes. Qué se pronostica para el sábado y cuáles son las precauciones para tener en cuenta

Por Valeria Román

Argentina tendrá un pico de temperaturas altas este sábado y podría repetirse el miércoles, según Diego Araneo, investigador del Conicet (Crédito: Meteoblue)



Argentina tendrá un pico de temperaturas altas este sábado y podría repetirse el miércoles, según Diego Araneo, investigador del Conicet (Crédito: Meteoblue)

 

Fuente: infobae.com

Argentina está enfrentando una ola de calor intensa y persistente, con tardes sofocantes y noches sin respiro. Gran parte de su territorio -desde la región Norte hasta el norte de la Patagonia– es la zona más calurosa de América.

Mañana sábado la ola de calor en la Argentina afectará a más personas porque habrá altas temperaturas en más superficie del país. Aumentarán las temperaturas máximas en la región del Noreste.

“Este sábado en Argentina y por varios días tendrá las temperaturas más altas del continente. No podemos decir del mundo, porque también zonas de Australia están enfrentando una ola de calor y habrá temperaturas similares o mayores”, informó a Infobae Diego Araneo, doctor de la Universidad de Buenos Aires en el área de ciencias de la atmósfera e investigador del Conicet. “Argentina junto con Australia son las dos regiones más calientes del mundo”, acotó.

 

“Este sábado 2 de febrero será uno de los días con temperaturas más altas en promedio en Argentina”, agregó el científico. Las provincias más afectadas serán las de las regiones Centro y Norte”, detalló Araneo. “La ola seguirá y hacia mitad de semana que viene -el miércoles- afectará más a ciudad de Buenos Aires y a la provincia de Buenos Aires. Mañana sábado habrá un pico de calor. Hacia mitad de la semana próxima se daría otro pico”, expresó.

Cuándo se considera que hay ola de calor

Crédito: Diego Araneo/ NCEP/NCAR /Gráfico de Marcelo Regalado

Crédito: Diego Araneo/ NCEP/NCAR /Gráfico de Marcelo Regalado

Una ola de calor se define como un período excesivamente cálido en el cual las temperaturas máximas y mínimas superan un umbral estadísticamente determinado, por lo menos durante 3 días consecutivos y en forma simultánea. Esto es lo que viene pasando en Argentina.

Para comprender por qué se produjo la ola de calor, hay que tener en cuenta que “en la atmósfera se generan sistemas de alta y baja presión que normalmente circulan, transitan mayormente de oeste a este y son los responsables de los cambios de las condiciones del tiempo”.

Pero la forma en que esos sistemas de alta y baja presión se mueven va cambiando, y bajo ciertas condiciones, en determinadas ocasiones quedan estacionarios. Es decir, dejan de circular y permanecen más o menos en el mismo lugar durante determinado tiempo. A esto se lo conoce como “ondas estacionarias” y pueden darse como “anomalías” y permanecer así algunos días o hasta semanas, explicó el doctor Araneo.

Argentina enfrenta una ola de calor. Empezó primero afectando el norte de la Patagonia. Se extendió hacia el norte del país (Alejandro Santa Cruz / Télam)

Argentina enfrenta una ola de calor. Empezó primero afectando el norte de la Patagonia. Se extendió hacia el norte del país (Alejandro Santa Cruz / Télam)

Las ondas estacionarias pueden establecerse de manera anómala en una región o a nivel hemisférico. En el caso de la ola de calor (y en la mayoría de ese tipo de fenómenos), “hay una onda que se estableció desde el Océano Pacífico y dejó a nuestra región bajo la influencia de un centro de alta presión en altura que produce el estancamiento y la concentración de aire caliente”, enfatizó.

De acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional, hay diferentes niveles alertas para 21 de las 24 jurisdicciones por las temperaturas altas.

Para Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, San Luis, La Pampa, Provincia de Buenos Aires, ciudad de Buenos Aires, Neuquén, Córdoba y Río Negro, hay alerta roja, lo que significa que la ola de calor es muy peligrosa y puede afectar a todas las personas (y no solo a los grupos más vulnerables).

La frecuencia y la intensidad de las olas de calor aumentó en el país por el cambio climático (NA.zzzz)

La frecuencia y la intensidad de las olas de calor aumentó en el país por el cambio climático (NA.zzzz)

“Cada vez las olas de calor en la Argentina son más frecuentes debido al cambio climático inducido por actividades humanas. Hay trabajos de atribución que demuestran que por el cambio climático los períodos promedio de recurrencia (es decir, cada cuántos años se producen) se irán acortando. Así que, si sigue habiendo emisiones de gases de efecto invernadero, las olas de calor serán más frecuentes, intensas y largas”, remarcó el doctor Araneo.

“Desde hace tres días las temperaturas máximas estaban entre los 41 y los 44 grados en el Norte. Entre hoy y mañana sábado el calor llega a la región del Noreste, que hasta ahora no tenía altas temperaturas. Más cantidad de argentinos van a estar afectados por la ola de calor”, señaló a Infobae Cindy Fernández, comunicadora del Servicio Meteorológico Nacional.

“La ola de calor actual sorprende más por su persistencia. Mendoza y el sudoeste de Buenos Aires ya llevan alrededor de 10 días con ola de calor”, añadió Fernández.

Cómo protegerse frente a una ola de calor

Para protegerse durante la ola de calor hay que tomar mucha agua aunque no se tenga sed (Imagen Ilustrativa Infobae)

Para protegerse durante la ola de calor hay que tomar mucha agua aunque no se tenga sed (Imagen Ilustrativa Infobae)

Se debe prestar atención a los alertas emitidos por el Servicio Meteorológico Nacional. También se deberían considerar las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación:

  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
  • No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 17 horas).
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Evitar comidas muy abundantes;
  • Ingerir verduras y frutas.
  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

Se aconseja usar ventilador o aire acondicionado (Imagen Ilustrativa Infobae)

Se aconseja usar ventilador o aire acondicionado (Imagen Ilustrativa Infobae)

  • Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el golpe de calor.
  • Ante dolor de cabeza; vértigos; náuseas; confusión; convulsiones y pérdida de conciencia; piel enrojecida, caliente y seca; respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal (entre 41 y 42 grados centígrados), se deberá actuar de la siguiente manera:
  • Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo. Hacer que mantenga la cabeza un poco alta.
  • Intentar refrescarlo, mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada, y solicitar ayuda médica.