Crisis del dólar llega a la ciudadanía

La escasez de la moneda norteamericana desata conflictos y causa pérdida del poder adquisitivo de los salarios entre el 15 y 20%. > Ahora se compra menos que hace tres meses, afirma el presidente del Colegio de Economistas de Tarija, Fernando Romero.

LA CRISIS SE SIENTE. HAY OFERTA, PERO MUY POCA DEMANDA.

 

Fuente: El Diario



La crisis por la escasez de dólares impacta en la gente, que ya siente el incremento de precios y empieza a exigir también un aumento de sus ingresos porque percibe la pérdida del poder adquisitivo de los mismos, según explicó el presidente del Colegio de Economistas de Tarija, Fernando Romero.

Por ejemplo, la Confederación de Choferes de Bolivia ha decidido exigir el incremento del precio de los pasajes en todo el país, debido a que los insumos importados para sus vehículos y el costo de vida han subido en los últimos meses. Esos insumos se compran con dólares y, como la moneda norteamericana se ha encarecido, cuando estos insumos llegan al consumidor final lo hacen a precios más elevados, dijo el economista.

En ese contexto, un paro de los choferes de Oruro, exigiendo justamente el incremento de pasajes, derivó en violentos enfrentamientos entre conductores y universitarios durante el miércoles y jueves de la semana que concluye.

“En economía todo tiene que ver con todo (…). Ellos tienen su principal argumento de que la escasez de dólares hace que se encarezcan sus repuestos, las llantas que compran para sus vehículos, eso tiene que ser compensando con el incremento de los pasajes”, sostuvo Romero.

La explicación es simple, dice el economista. “Cuando tus costos de producción o de un servicio suben, tienen que recaer en el consumidor final porque si no se va a entrar en pérdida, nadie trabaja para perder sino para ganar”, indicó.

Entretanto, la Central Obrera Boliviana (COB), si bien es aliada del Gobierno, ha planteado un pliego petitorio, exigiendo el incremento del 8% al salario mínimo nacional y del 7% al básico.

Romero consideró que, el impacto de la crisis por la escasez de dólares ha llegado al bolsillo de la gente hace tiempo; pero “no nos dimos cuenta porque la subida de precios era mínima, pero ahora, al menos en este mes, está más fuerte, porque las cosas han subido entre 15 y 20% y eso está haciendo que el poder adquisitivo de la gente sea menor”.

La COB entregó el jueves al presidente del Estado, Luis Arce Catacora, su pliego petitorio. “Se está planteando para la gestión 2024, a través del pliego único de la COB, un incremento salarial (…) del 8% al mínimo nacional y del 7% al haber básico, esa es la propuesta de los trabajadores”, dijo el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, en presencia de Arce.

Tras la presentación del pliego de la COB, un aspecto a tomar en cuenta es el índice de inflación del último año, que en 2023 fue de 2,12. Sin embargo, Romero cree que la pérdida del poder adquisitivo puede estar entre el 15 y el 20%, por lo que propone crear un índice específico para este tema.

“Debería hacerse un indicador específico para medir la variación del poder adquisitivo, que con seguridad ha caído entre el 15 y 20% en los últimos tres meses”, explica el analista. Esto quiere decir que, por un monto determinado, ya no se puede comprar lo mismo que hace tres meses, ahora se compra menos.

Romero, reconoce que la negociación salarial plantea un escenario complejo porque, si se hace un incremento del 3% acorde a la inflación, “va a ser insuficiente” y, si se aplica un incremento del 8 o el 10%, “será demasiado”, porque impactará en el aumento del gasto público del Estado, en los costos de las empresas y de los pequeños emprendimientos.

“Lo importante es que se convoque al sector privado y se vea un incremento mesurado, equilibrado, pensando en el bien común y tratando de mantener la estabilidad laboral”, concluyó Romero. (Brújula Digital).

Fuente: El Diario