Reconocida ‘youtuber’ que daba consejos sobre paternidad es condenada a prisión por maltrato infantil

Ruby Franke publicaba regularmente videos en su canal de YouTube ‘8 Passengers’, donde compartía consejos sobre cómo educar a los hijos según el espíritu mormón.
Reconocida 'youtuber' que daba consejos sobre paternidad es condenada a prisión por maltrato infantil

Fuente: https://actualidad.rt.com

Una popular ‘influencer’ estadounidense, reconocida por documentar su estricta paternidad en las redes sociales, fue condenada este martes a prisión por maltrato infantil.

Ruby Franke, de 42 años, publicaba regularmente videos en su canal de YouTube ‘8 Passengers’, donde compartía consejos sobre cómo educar a los hijos según el espíritu mormón. El canal fue muy popular en Estados Unidos durante muchos años, alcanzando mas de 2 millones de suscriptores.



Durante la vista de sentencia en el estado de Utah, la mujer aseguró que está «dispuesta a cumplir una pena de prisión el tiempo que sea necesario para desentrañar lo que creía». Asimismo, acusó a su socia, la exterapeuta Jodi Hildebrandt, de lavarle el cerebro para que maltratara a sus hijos. «Durante los últimos cuatro años, he elegido seguir consejos y orientaciones que me han llevado a un oscuro delirio», indicó.

Hildebrandt, de 54 años, recibió una sentencia idéntica el martes. Ambas mujeres deberán cumplir entre uno y 15 años por los cuatro cargos que se les imputan, que se ejecutarán de forma consecutiva, ya que la ley de Utah prohíbe que las condenas consecutivas superen los 30 años.

Historial de maltratos

En el acuerdo de declaración de culpabilidad, citado por CBS en diciembre del año pasado, Franke admitió que torturó a su hijo mayor entre el 22 de mayo y el 30 de agosto de 2023 obligándolo a realizar horas de tareas físicas y trabajo al aire libre en verano sin agua ni comida suficientes. El menor sufrió «quemaduras solares graves y repetidas», además de haber sido aislado de otras personas sin acceso a libros, cuadernos o dispositivos electrónicos.

Después de intentar huir en julio, el niño demacrado escapó de la casa de Hildebrandt el 30 de agosto y pidió ayuda a los vecinos, a quienes relató que las mujeres le habían atado los tobillos y las muñecas con cuerdas, así como también utilizaron pimienta de cayena y miel para vendar las heridas provocadas por las cuerdas.

Asimismo, la ‘youtuber’ admitió haber pateado con botas a su hijo, haberle sumergido la cabeza en el agua y haberle tapado la boca y la nariz con las manos. «También le dijeron que todo lo que le estaban haciendo eran actos de amor», se lee en el acuerdo.

De modo similar, Franke reconoció haber maltratado a su hija de 9 años, obligándola a trabajar al aire libre, correr descalza por la tierra y pasar sin comida ni agua. «También le dijeron repetidamente que era malvada y estaba poseída, que los castigos eran necesarios para que ella fuera obediente y se arrepintiera», dice el acuerdo de declaración de culpabilidad.