«Jubilación forzada»: Viceministro confirma que autoridades quedan exentas del test físico y mental

Los médicos y distintos sectores de Bolivia reclaman que tengan que ser evaluados por el Ministerio de Trabajo para continuar o no en sus fuentes laborales a partir de los 65 años. En cambio, las autoridades electas, las que toman decisiones importantes para el país, no tienen que pasar esas mismas evaluaciones para gozar de cargos públicos.

imagen aleatoria
Foto: Unitel

 

La Paz, 3 de abril de 2024 (ANF).- El viceministro de Pensiones, Franz Apaza, confirmó que el proyecto de ley de modificación a la ley de pensiones exime a las autoridades electas mayores a 65 años de los exámenes físico y mental para continuar trabajando; en cambio, el resto de la población deberá someterse a esa evaluación. Sin embargo, dejó en manos de la Asamblea Legislativa mantener o no esa disposición.



Esta jornada se desarrolla un paro médico nacional en contra de la “jubilación forzosa” que empuja el proyecto de ley del Gobierno. Los médicos y distintos sectores reclaman que tengan que ser evaluados por el Ministerio de Trabajo para continuar o no en sus fuentes laborales a partir de los 65 años.

En cambio, las autoridades electas, las que toman decisiones importantes para el país, no tienen que pasar esas mismas evaluaciones para gozar de cargos públicos.

“Evidentemente, hay una excepción para las autoridades electas. Estamos hablando de autoridades electas que cumplen un mandato democrático porque han sido elegidas por el pueblo y tienen que cumplir ese mandato. Por eso se da esa excepción en ese segmento y por supuesto, cuando esas personas cumplan su mandato, se someterán a las disposiciones legales que establece nuestro sistema de pensiones”, sostuvo Apaza en RTP.

Ante la pregunta de si se podría modificar esa disposición, la autoridad dejó ese criterio a la decisión que asuman los legisladores de la Asamblea Legislativa Plurinacional.

Entre tanto, recalcó que el proyecto de ley también dispone un incremento de Bs 1.000 a los jubilados, pero el sector más beneficiado con el incremento sigue siendo el minero.