Senador Paz afirma que a Morales y Arce solo les interesa controlar los recursos económicos del país

El legislador asegura que si ven que hay una opción para desmantelar el estado centralista los frentes en pugna nuevamente se reunirán para evitar esa posibilidad.

eju.tv / Video: DTV

Boris Bueno Camacho / La Paz



 

El senador de Comunidad Ciudadana (CC) Rodrigo Paz aseguró que al presidente Luis Arce y a Evo Morales les interesa el poder con el fin de tener el control de los recursos económicos del país para sus propios intereses; además, cuestionó el discurso del Movimiento al Socialismo (MAS), que asegura que la riqueza es de todos los bolivianos, cuando en realidad esta es manejada por unos cuantos para un sector privilegiado.

“Qué lindo es manejar eso sin que nadie te controle. Hago una consulta, ¿son ustedes dueños del litio?, ¿son ustedes dueños del gas?  Dicen que son nuestros, pero quién maneja, cuatro o cinco tipos al lado del presidente; Evo en su momento y ahora el presidente Arce; y no solo se cansan de abusar del gas y el litio, sino que le están metiendo mano a cada uno en el tema de la Gestora de Pensiones”, puntualizó.

Paz dijo que ese es el fondo del problema y no las elecciones primarias para definir al candidato del MAS en las próximas elecciones, porque es un problema de intereses de dos sectores de poder que maneja en nombre de los bolivianos “lo que dice ser de los bolivianos”: los recursos naturales del país como el litio, el gas y la tierra.

Paz cuestiona el discurso del MAS sonre la propiedad de los recursos. Foto: captura pantalla

“El manejo de 7 mil millones de dólares, esa es la pugna, eso es lo que maneja el estado central. El año 2022 el gobierno puso 20 mil millones de bolivianos para alcaldías, gobernaciones y universidades; todas las alcaldías, todas las gobernaciones, todas las universidades costaron 20 mil millones de bolivianos; 75 empresas (estatales) costaron 62 mil millones de bolivianos.”, cuestionó.

Asimismo, dijo que la paralización de la actividad legislativa es culpa de la pugna entre los grupos antagónicos del partido en función de gobierno y que, si en el 2025 hay una opción que rompa el estado centralista, estos dos frentes se reunirán nuevamente para evitar perder el control de los recursos económicos que tiene el país.