Detenido un hombre con una bomba que quería matar al líder de la ultraderecha de Portugal

Fuentes policiales afirman que podría tratarse de un caso de «salud mental» y que el acusado está en el hospital. André Ventura, el excomentarista del Benfica que quiso ser cura y que ha llevado a Chega! a ser la llave del Gobierno portugués

Andre Ventura, líder del partido de derecha Chega, festeja los resultados de las elecciones de Portgal el pasado 11 de marzo de 2024.

Fuente: https://www.20minutos.es



Un hombre con un artefacto explosivo fue detenido este jueves en la sede del partido de ultraderecha portugués Chega en Lisboa, donde presuntamente quería matar al líder de la formación, André Ventura.

Una fuente de la Policía de Seguridad Pública confirmó a Efe el arresto y agregó que podría tratarse de un caso de «salud mental» y que el sospechoso está siendo examinado en un hospital.

Por su parte, Ventura, que este jueves se encuentra en Funchal, la capital del archipiélago de Madeira, donde se celebran actos de campaña de cara a las elecciones regionales de este domingo, dijo a la prensa que había sido informado de que «alguien había entrado o intentado entrar» en la sede de su partido.

«Tengo muy poca información porque me lo notificaron ahora que venía aquí, al centro de Funchal, que alguien había entrado o intentado entrar en nuestra sede y que dijo que llevaba un artefacto explosivo y que quería matarme«, señaló Ventura.

El dirigente de ultraderecha añadió que la policía ha establecido un «perímetro» de seguridad alrededor del edificio de su partido en Lisboa y en el Parlamento, que se encuentra en las proximidades.

«Esto es una amenaza de bomba y no tengo mucha más información», indicó Ventura, quien anticipó que va a evaluar con la Policía si hay más riesgos para su seguridad o si se trata de una situación aislada.

«Es lamentable que esta escalada de violencia pueda continuar -subrayó-. Vamos a reevaluar nuestra propia seguridad que tenemos en la sede».

Este suceso se produce después de que el pasado 15 de mayo, un hombre de 71 años disparara contra el primer ministro eslovaco, Robert Fico, nacionalista de izquierdas, en la localidad de Handlová, en el centro del país, donde resultó herido grave.