Wilster vivirá un mes complicado por el receso

El receso que el Campeonato Clausura tendrá para darle espacio a la selección, que desde el 20 de junio competirá en la Copa América, afectará a los clubes que a penas resisten los conflictos económicos. Uno de los más afectados será Wilstermann, que ya sufre la migración de sus jugadores y, para reforzar al plantel, primero debe pagar las demandas ante FIFA. 

El Aviador vive otro momento crítico después de la casi desaparición de 2023. Este año no pudo cumplir con los sueldos prometidos, y tres jugadores (Julián Velázquez, Jonata Machado y Gabriel

Esparza), que eran la base del plantel, decidieron buscar nuevos rumbos y dejaron la institución.



Según uno de los capitanes del plantel, Cristhian Machado, esta migración de jugadores podría continuar durante el receso, ya que varios jugadores consideran la posibilidad de cambiar de equipo para lo que resta del semestre.

Uno de ellos es el delantero Ariel Nahuelpán, quien incluso ya intimó al club exigiendo el pago de 90.836 dólares, por los sueldos de 2023 y los primeros meses de este 2024.

En el caso de que la dirigencia no logre negociar la permanencia de Nahuelpán, el jugador no sólo podrá declararse futbolista libre, sino que también podrá demandar a la institución y cobrar el 100 por ciento de la deuda.

Si más jugadores siguen la misma ruta, Wilstermann, que ya tiene un equipo corto, quedará diezmado para el siguiente semestre, porque si no paga la deuda a Mathías Techera para así levantar la demanda que instaló ante la FIFA, no podrá inscribir ningún jugador nuevo.

Todas estas obligaciones se hacen imposibles de cubrir para la dirigencia de Wilstermann, si se toma en cuenta que estarán este mes sin recaudaciones, sumado a que la hinchada no está respondiendo como se esperaba.

Fuente: lostiempos.com