Creemos reitera que Camacho es un preso político cuya vida corre peligro en Chonchocoro

El gobernador cruceño asegura que soporta el rigor de su detención con la convicción de haber sido parte de una causa noble

El gobernador cruceño Luis Fernando Camacho. Foto: Cuenta X Camacho

 



eju.tv

Boris Bueno Camacho / La Paz

 

Los asambleístas de Creemos demandan al presidente Luis Arce Catacora garantizar la vida y seguridad de la autoridad cruceña que guarda detención preventiva en el centro penitenciario de máxima seguridad Chonchocoro, porque aseguran que es un lugar de alto peligro para la salud y la vida de Luis Fernando Camacho, a quien denominan un preso político de la actual gestión gubernamental.

Aseveración enfatizada por el senador Henry Montero quien responsabilizó a la actual administración y, en especial, al ministro de Gobierno Eduardo del Castillo, por la integridad física del gobernador cruceño, detenido en ese reclusorio desde diciembre de 2022; además, exigió que se permita a una delegación ingresar al centro penitenciario para constatar el estado de la autoridad.

“Exigimos garantizar la seguridad y la vida del Gobernador Camacho, secuestrado y preso político del régimen del MAS, el gobierno de Luis Arce y su ministro de Gobierno serán responsables de cualquier hecho que afecte la integridad del Gobernador de Santa Cruz”, posteó en las pasadas horas en sus cuentas de redes sociales.

Por su lado, el diputado Erwin Bazán reiteró que a Camacho no le corresponde la detención en un centro de máxima seguridad, porque no tiene sentencia ejecutoriada. “El Gobernador no debería estar recluido en una cárcel de máxima seguridad puesto que ni siquiera tiene sentencia, debería defenderse en libertad y ser trasladado a Santa Cruz”, escribió.

 

El propio gobernador cruceño se pronunció la mañana de este lunes y agradeció a los líderes de oposición y todas las personas que mostraron preocupación por él después de conocerse los sucesos en Chonchocoro del pasado sábado; recordó que un centro con esas características es peligroso para ‘un preso político’, detenido por haber elevado su voz contra el denominado fraude electoral de 2019.

“Afrontamos estos rigores con la fortaleza que nos da saber que estamos aquí por haber levantado la voz, junto a nuestro pueblo, contra el fraude que nos hizo el masismo. Sigo firme, apoyado en mi fe en Dios, con la convicción de que estoy aquí por una causa noble. Tenemos que recuperar la democracia y la libertad en Bolivia, y para eso solo hay un camino, la unidad de quienes creemos en esos valores. Gracias nuevamente, ¡Dios bendiga Bolivia!”, enfatizó.

Lea también: https://eju.tv/2024/06/camacho-se-pronuncia-tras-la-trifulca-en-chonchocoro-y-dice-que-esta-fortalecido/

La bancada de Creemos, mediante un comunicado, pidió a las autoridades de Régimen Penitenciario acceder a la visita del grupo de legisladores de esa tienda política acompañado con representantes de la Iglesia Católica y de una representación de la Organización de Naciones Unidas (NNUU) en Bolivia, al Centro Penitenciario Chonchocoro, para verificar la situación del gobernador de Santa Cruz y líder de esa agrupación, Luis Fernando Camacho.

“La Bancada de CREEMOS con urgencia requiere saber cómo está la situación del Gobernador Camacho, como todos conocen en Bolivia, quien es un preso político del régimen de Luis Arce. En este escenario, exigimos una visita de toda la Bancada de Creemos, en acompañamiento con la Iglesia Católica y los representantes de las Naciones Unidas en Bolivia, para comprobar en el lugar la integridad física y la seguridad del Gobernador de Santa Cruz”, señala el comunicado.

Senadores y diputados manifestaron su preocupación por la salud y la vida de Camacho, tras los actos de violencia registrados el pasado fin de semana entre privados de libertad y uniformados que tienen a su cargo la seguridad de ese recinto penitenciario y que dejó un saldo de dos efectivos del orden heridos, según el anuncio del comandante general de la Policía Boliviana, Álvaro Álvarez Griffiths, quien señaló también que se retomó la normalidad en el lugar.