Traslado de alimentos a países vecinos: Gobierno alista norma que sancione el contrabando a la inversa 

El viceministro Vargas afirmó que debido a que el delito no está sancionado, cuando se comisan alimentos, estos se los vende en la población a precio justo y luego el dinero es devuelto a la persona que se le incautó.

 

eju.tv / Video: Radio Fides
Lidia Mamani / La Paz



Luego que desde las últimas semanas se registra un traslado ilegal de alimentos a países vecinos, principalmente a Argentina, Perú y Brasil, el Gobierno alista una norma que sancione el contrabando a la inversa, debido a que actualmente no se tiene una que esté referida a ese delito, indicó este lunes el viceministro de Lucha contra el Contrabando, Pedro Vargas.

“(por eso) se está trabajando en esta normativa para poder impedir que grandes cantidades de estos productos como el caso del tomate, el arroz y otros productos, tengan una circulación un tanto controlada y que no no sea así y en los puntos fronterizos se comercialice de manera irregular”, afirmó la autoridad ante la consulta sobre qué cantidad de volumen se considera contrabando a la inversa.

En ese sentido, mencionó que en los operativos que vienen realizando observaron que hay un contrabando hormiga hacia Argentina, donde en carritos bagalleros se llevan cajas de tomate, al igual que el arroz y otras verduras, lo que genera un perjuicio en el mercado interno, ya que los productos se elevan. El contrabando también se da hacia Perú, donde se lelvan carne o huevo y hasta a una región de Brasil, que fue afectada por la inundación.

También puede leer: El tomate baja en Santa Cruz por bloqueos en la ruta a Cochabamba

“Hay contrabando a la inversa hacia países vecinos. Justamente lo que íbamos analizando, conjuntamente con los otros viceministerios, como el Desarrollo Rural y Comercio interno, es que no hay una normativa y todos los productos de producción nacional tienen un libre tránsito por nuestro territorio en todo lo que se denomina la zona de seguridad fronteriza”, afirmó Vargas.

Admitió que si bien en el territorio no está sancionado el delito de contrabando a la inversa, pero también, el intentar sacar en grandes cantidades de territorio boliviano se constituye en un delito que estaría afectando la seguridad alimentaria en el país a través de la generación de especulación en el país.

Ante la consulta sobre qué se hace con los alimentos decomisados, indicó que es un tema que se ha coordinado con otros viceministerios y que al no estar normado, se estableció, por ejemplo, que en el caso del tomate, huevo, arroz o carne, los alimentos sean entregadas a Emapa, Senasag o a las Alcaldías, para venderlos a precio justo a la población y el dinero recaudado sea devuelto a la persona que estaba intentando sacar esos productos. 

Entretanto, el gerente general de Emapa, Franklin Flores, señaló que las alcaldías del país son los que deberían controlar la comercialización y hasta la salida ilegal de los alimentos, mismo que está dispuesto en leyes vigentes.

Autoridades de Gobierno inspeccionan una población boliviana que es frontera con Argentina, para evitar salida ilegal de productos, ayer. / Foto: Viceministerio de Lucha contra el Contrabando