No callarán la voz de la iglesia y tampoco la del pueblo

() Noticia – Iglesia dice que no callará ante el narcotráfico y la prepotencia; cardenal pide a Solari no desalentarse.

Respaldo. Un día después de la decisión cocalera de declarar persona no grata y anunciar un juicio a monseñor Tito Solari, Julio Terrazas se solidarizó con el obispo cochabambino y le recordó la palabra del Señor: “Felices ustedes, cuando los persigan, cuando los calumnien, cuando los maltraten, cuando piensen que es un favor a la sociedad quitarlos del medio privándoles de la vida”. En sus homilías dominicales, tanto el cardenal Julio Terrazas como el arzobispo auxiliar de El Alto, Eugenio Scarpellini, coincidieron en respaldar a Solari, que el viernes 19 manifestó que niños y adolescentes son usados para el microtráfico de cocaína.

() Comentario: No callarán la voz de la iglesia y tampoco la del pueblo.

Jimmy Ortiz SaucedoColumna virtual: Comentando la noticia



La iglesia y los ciudadanos tenemos la obligación de denunciar las injusticias. Eso también es libertad de expresión, aunque no les guste a los gobiernos absolutistas.

Tenemos que seguir denunciar que en Bolivia no existe Democracia. Tenemos que denunciar que el narcotráfico está minando las bases morales de nuestra sociedad. Tenemos que seguir denunciando la judicialización de la política en contra de los adversarios. Tenemos que seguir denunciando que las autonomías por la que voto el pueblo, en varios referéndums, no están siendo acatadas por el gobierno. Tenemos que seguir denunciando que se esta permitiendo una brutal depredación de nuestros parque nacionales y reservas forestales. Tenemos que denunciar que en Bolivia se está llevando adelante un proyecto político basado en el odio y en el resentimiento.

El pueblo boliviano tiene una larga tradición de lucha. Nuestras Chiriguanos fueron la única nación que no puso ser vencida por el imperio español, durante la conquista de America. El 25 de mayo de 1809 prendimos la mecha de la libertad americana. Las mujeres heroínas de la Coronilla en Cochabamba enfrentaron al invasor. Los bolivianos también hicimos nuestra parte en la derrota del Plan Cóndor.

Fue así y lo seguirá siendo. El pueblo nunca pierde. Es solo cuestión de persistencia. Siempre los lideres y lo héroes aparecen en el momento oportuno de la historia.

Su Excelencia el Presidente Morales tiene la obligación de corregir todas esta situaciones anómalas que estas sucediendo en Bolivia, por su propio bien y por el de toda la nación. Confiamos en ello.


La crítica es saludable y necesaria. La síntesis solo puede nacer de la confrontación de tesis y antítesis. Los filósofos de la Ilustración comprendieron en el siglo XVIII, que: “la posibilidad del disenso fomenta el avance de las artes y las ciencias y la auténtica participación política”.

– Si esta columna te gusta, reenvía a tu facebook, twitter, otra red social o grupo de amigos.