Evo amenaza a los medios

LIBERTAD Prácticamente, la agresión a la prensa se ha convertido en uno de los lugares comunes en los discursos del presidente Morales. No sólo en sus mensajes dentro del país sino, como hemos visto, también en los encuentros internacionales en los que participa representando a Bolivia.

La novedad es que, ahora, el primer mandatario ha deslizado entre sus dardos verbales una amenaza contra los medios aún no cooptados por la maquinaria propagandística gubernamental.

Acaba de decir Evo que “vamos a combatir” a “esos medios de comunicación que permanentemente tratan de mentir y tergiversar la verdad”.



Según el presidente cocalero, los periodistas “tratan de confundir a la población, tergiversan nuestras declaraciones”, “nos humillan, nos ofenden con mentiras”, por lo cual concluye que “tal vez sea nuestra obligación organizarnos”.

¿Organizarse para qué?

¿Qué hay detrás de esta amenaza velada?

Recordemos que, en tiempos de la Constituyente “trucha” instalada en La Calancha y luego en Oruro, declaraciones presidenciales de similar talante alentaron la violencia de militantes masistas contra medios identificados desde el poder como “opositores”.

¿O se trata de inducir a la prensa a la autocensura por miedo a la judicialización?

Lo cierto es que, cuando el periodismo independiente muestra las falencias de la gestión de gobierno, parece más fácil acallarlo que aceptar de manera autocrítica esas observaciones para corregir lo equivocado.

Demasiado pedir para el evismo autoritario…

[email protected]