El gobierno dilata conflictos

El ministro de gobierno, Carlos Romero, reconoció que el Órgano Ejecutivo retrasó la propuesta final de entendimiento en el conflicto de Colquiri por “razones estratégicas”. Es la segunda vez que un alto vocero gubernamental se expresa en ese sentido, ya que meses atrás el vicepresidente Álvaro García Linera se vanaglorió del “método de resolución de conflictos” del régimen que co-lidera, tras el acuerdo que acabó con la huelga policial.En ese entonces, el vice hizo alegaciones similares a las de Romero, señalando que se había apostado a dilatar el problema para desgastar a los huelguistas.Peligrosa estrategia la elegida por la administración de Evo Morales, ya que el alargue de los conflictos multiplica las oportunidades de violencia, además de generar enormes perjuicios para la ciudadanía. De hecho, se podría deducir que esta política provoca importantes daños económicos a los bolivianos.Oscilante entre la irresponsabilidad, el cálculo mezquino y la omisión de deberes, esta línea de actuación es en definitiva una prueba más del fracaso del régimen en materia de gobernabilidad social, misma que había sido prometida por García Linera en la campaña electoral del 2005, ya que, según el segundo mandatario, el MAS tenía de su lado a los movimientos sociales.De acuerdo a datos del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES), el gobierno actual ha batido todos los récords de conflictividad desde el año 1970, información que desmiente rotundamente cualquier interpretación exitista del oficialismo en ese campo.Lo cierto es que la paz social sólo puede ser garantizada por políticas de Estado de diálogo y prevención, muy alejadas de las arteras “estrategias envolventes” del evismo…notishots@gmail.com