Más de 500 mil visitantes

Más de 35 mil bailarines y 10 mil músicos exhibirán la cultura boliviana a través de danzas folklóricas.



El atractivo turístico más importante de Bolivia durante carnaval, tiene previsto recibir a medio millón de turistas. La mayoría serán nacionales; sin embargo, también habrá una importante cantidad de extranjeros que observarán a más de 35 mil bailarines que exhibirán los ritmos nacionales.  



Devoción. Declarada por la Unesco como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, el Carnaval de Oruro es una celebración religiosa en la que miles de bailarines le ofrecen devoción a la Virgen del Socavón a través de diferentes danzas nacionales.

La morenada, tinkus, cullaguada, saya o caporal, son algunos de los ritmos que conquistan a los visitantes; sin embargo, la diablada es por excelencia el ritmo más emblemático de esta fiesta que básicamente representa el enfrentamiento entre las fuerzas del mal representadas por el diablo y el bien, encarnado en un ángel. «La fiesta se inicia a las 6:30 con el ingreso de la Diablada Auténtica», explicó Óscar Ramírez, responsable del programa del Carnaval de Oruro.

Arte manual. Si bien las danzas folklóricas vienen a ser el centro de este espectáculo nacional, también llaman la atención los coloridos trajes que usan los bailarines.

Gran parte de estos son elaborados en talleres artesanales textiles de esta ciudad y bordados a mano.
«Apenas termina el carnaval, los bordadores comienzan a elaborar los diseños para los trajes del próximo año», explicó Ramírez.

Poderosas bandas. A todo lo anterior hay que sumar el talento de cerca de 10 mil músicos, quienes interpretan las notas de los ritmos nacionales. Hay bandas como la Intercontinental Poopó o la Sebastián Pagador que están compuestas por cerca de 150 músicos. «Algunas son tan prestigiosas que fueron invitadas a tocar incluso en Europa», destacó Ramírez.

Si bien hace algunos años, estas agrupaciones musicales estaban conformadas exclusivamente por hombres, desde hace algunos años se integraron mujeres y niños.

En su afán de brindar un mejor espectáculo, las bandas también realizan coreografías en su trayecto hasta la Virgen del Socavón, arrancando aplausos de los visitantes.

«La Intercontinental Poopó, ha sido la pionera en las coreografías. Sus platilleros hacen su propio show», concluyó Ramírez.

Existen agencias que están ofreciendo paquetes que incluyen el pasaje ida y vuelta, además de la gradería y hospedaje a interesados en visitar Oruro.

Fuente: eldia.com.bo