Katherine Heigl, a terapia por no saber gestionar las críticas

La actriz entona el ‘mea culpa’ por cargarse su carrera al hablar mal el trabajo de Shonda Rhimes y Judd Apatow y ganarse la fama de compañera problemática

Katherine Heigl en los Globo de Oro.

El ascenso de Katherine Heigl al olimpo de Hollywood fue tan fulgurante como su caída. La adorable doctora Izzie Stevens de Anatomía de Grey pasó de ser la chica del momento, ganadora de un Emmy en 2007 como mejor actriz de reparto, a la mujer más criticada, tachada de difícil y sin ningún éxito en la taquilla desde 2009. Tiempos difíciles para esta actriz que llegó a tener un sueldo por encima de los 10 millones de euros y que ahora, a sus 37 años, se ha confesado. “He necesitado terapia”, ha reconocidi la protagonista de Lío embarazoso en una entrevista radiofónica con el polémico Howard Stern.

Fun morning hanging with @sternshow

Una foto publicada por Katherine Heigl (@katherineheigl) el

Heigl admitió que ha pasado por unos años que considera como los momentos más bajos de su carrera y de su vida personal y en los que necesitó ayuda profesional. La actriz reconoció que se tomó las críticas de la industria de una forma demasiado personal. “No lo llevé bien. Me sentí como la última mierda”, se confesó en la cadena Sirius XM de esos días en los que creyó que todo lo que hacía estaba mal y no se atrevía a quejarse por nada, ni tan siquiera si los zapatos le quedaban pequeños.

En este tiempo la intérprete asegura que también ha sabido darse cuenta de sus verdaderos errores. Por ejemplo, retirarse públicamente de los premios Emmy al año siguiente de su victoria por considerar que el material con el que había trabajado esa temporada en la serie Anatomía de Grey no era merecedor de tal honor. Un insulto innecesario a la creadora de la serie y una de las mujeres más poderosas de la televisión, Shonda Rhimes, del que asegura que se disculpó. “Fui a Shonda y le dije ‘lo siento’. Eso no estuvo bien y no debería de haber dicho lo que dije”, recuerda en la entrevista. Heigl dejó la serie que le dio la fama en 2010 ya con el sambenito de ser una compañera de trabajo difícil.




Katherine Heigl en ‘Anatomía de Grey’.

En esta sesión de autoanálisis y mea culpa en la que se convirtió la entrevista, Heigl también reconoció el error que cometió con Judd Apatow, otro de los directores que le dieron una oportunidad y encumbraron su carrera, en este caso con la comedia Lío embarazoso que hizo de ella una estrella. En aquel momento la actriz tachó al rey de la comedia y productor de la serie Girls de sexista por la casi total ausencia de mujeres que había en sus filmes. “Fue una estupidez”, admite ahora arrepentida de lo que dijo.

En estos años Heigl ha visto como sus ofertas de trabajo han disminuido lo mismo que su impacto entre el público. Su último trabajo televisivo en State of Affairs acabó con la cancelación de la serie dada su escasa audiencia. Sin embargo, la vida sigue y la intérprete está preparando dos nuevos trabajos cinematográficos, Unforgettable, con Rosario Dawson y Cheryl Ladd, y The Nut Job 2, con Will Arnett.

Fuente: elpais.com