Consejos para invertir en Bienes Raíces

Cuando pensamos en invertir nuestro dinero, siempre soñamos con saber cómo, dónde y cuándo hacerlo. Uno de los pocos sectores que garantizan esa seguridad que buscamos, es el sector inmobiliario. La estabilidad y la proyección de rentabilidad son los aspectos más favorables en este tipo de inversiones, pero para consolidar esto, la clave es estar en contacto con información vigente, evaluar con detenimiento cada opción y tener un sólido conocimiento del mercado.¿Suena a que necesitamos una carrera universitaria terminada para lograrlo? Nada de eso, basta con aplicar el sentido común, la paciencia, un criterio cauteloso, y pisar firme sobre los aspectos más importantes que implican invertir en inmuebles. Y para ayudarte, compartimos hoy esta serie de consejos:

¿En qué zona es mejor invertir?

Cada zona tiene sus ventajas y desventajas. Asegurar tu inversión significa, en este caso, encontrar zonas que estén marcando un claro proceso de crecimiento, desarrollo y plusvalía. Puedes invertir en un inmueble en áreas donde grandes obras estén establecidas o de pronta finalización, que apunten a fines comerciales o sociales, eso siempre asegura el flujo de público necesario para atraer más inversores que fortalecen el crecimiento y aseguran la rentabilidad. Otra opción es enfocarse en barrios donde estén construyéndose proyectos residenciales. Lo ideal es consultar siempre a los que saben: estudios sobre los barrios más demandados, e investigar cuáles son los lugares de la ciudad con mejor conectividad y servicios.

¿Invertir es un proceso solitario o puedo buscar consejo?

Todo lo que brinde mayor tranquilidad al momento de invertir tu dinero, es bienvenido. Por lo tanto: No, hay razón para pasar por un proceso de inversión en solitario, al contrario, lo más recomendable es asesorarse, siguiendo la idea del punto anterior, siempre se puede encontrar a alguien con más conocimiento y experiencia en el rubro que nos pueda aconsejar. Invertir en el mercado inmobiliario implica pasar también por proceso legales, por eso la ayuda de un agente que comparta con nosotros su experiencia en el mercado, es invaluable. Otras opciones son conectarse con más inversores, charlar con quienes viven en el barrio donde piensas invertir para conocer de primera mano la zona, y consultar a un arquitecto si ya tienes en la mira una propiedad para saber en qué condición se encuentra la estructura.

¿En qué tipo de inmueble es mejor invertir?

Una inversión inmobiliaria no significa comprar una casa para vivir y que luego vas a vender para mudarte. Significa comprar una segunda o tercera casa o departamento con el único fin de colocarlo en el mercado y recibir a cambio el retorno de tu inversión con el plus de una ganancia significativa. Por eso, cuando compres una propiedad con este fin, lo mejor es recordar que no estás comprando algo para ti, estás comprando algo que va a adquirir otro posteriormente, ese es tu objetivo final. Por eso debes inclinarte por la demanda, conocerla, y satisfacerla. Para eso lo más conveniente es conocer lo que más se vende: tipo de inmuebles, cuántos dormitorios, con o sin jardín, orientación, metros cuadrados… cualquier dato ayudará.

¿Cuánto dinero me conviene invertir?

Para minimizar riesgos, y sobre todo si es tu primera inversión, lo mejor es invertir una suma discreta, no es necesario invertir todo el dinero que tienes disponible para alcanzar los objetivos deseados. Basta con encontrar una buena oportunidad y aprovecharla, y eso se logra mejor siguiendo consejos como los que hoy mencionamos, independientemente de la suma a invertir.

¿Cuándo vuelve a mi bolsillo la inversión?

Lo más importante a tener en cuenta cuando se decide hacer una inversión en Bienes raíces, es saber que el retorno será a mediano y largo plazo. No es una solución rápida para conseguir dinero de inmediato, es un campo fértil donde vas a sembrar para cosechar en el momento justo la mejor cosecha. Es por eso que tu mejor herramienta es la paciencia, tanto para vender un inmueble, ofrecerlo en anticrético o alquilar, hay que saber esperar, escuchar a tus asesores y aceptar una buena oferta en el momento más oportuno.