En cuatro actos reaccionan con gritos y silbidos contra el Gobierno por narrativa del «golpe»

Las reacciones empezaron el viernes 17, cuando el presidente Luis Arce señaló en la Fexpocruz que los problemas se solucionan con más democracia y no con «golpes».

Gobierno

Fuente: ANF



El Gobierno nacional ha generado la reacción de políticos, autoridades y ciudadanía en cuatro actos protocolares cada vez que se ha referido en sus discursos al supuesto “golpe de Estado”, estas repercusiones se han propiciado especialmente en el marco de los actos por la efeméride de Santa Cruz, aunque este sábado se produjo en un evento militar.

 

El último acto en el que la gente reaccionó con silbidos fue en el licenciamiento de los premilitares realizado este sábado, un acto que no necesariamente era político, sino 15.699 jóvenes recibieron su libreta militar. Aunque el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, aprovechó para dirigirse a los jóvenes y asegurar que el 2019 parte de la juventud fue convocada para servir al fascismo y a la conspiración conservadora y oligárquica.

 

“Por eso el fascismo odia la inteligencia, por eso jóvenes mientras exista el racismo se (…) el conocimiento el otro tratándolo como nuestro igual. El servicio militar tiene esa virtud la de hacerles conocer y amar a la patria y a todos sus habitantes de tener una actitud servicio y honor”, manifestó Novillo, en medio de silbidos de los asistentes.

 

La autoridad dedicó una parte de su discurso para señalar que están convencidos de que “ser joven y no ser revolucionario es hasta una contradicción biológica”, ya que puede suceder lo contrario, porque en el “golpe” de 2019 y en el “gobierno dictatorial” de 2020 se colocaron al servicio del fascismo.

 

“Algo así no se veía en Bolivia desde hace 50 años, cuando en una dictadura en 1971 una pandilla de delincuentes fueron convocados para los golpistas de entonces, para hacer el juego sucio de reprimir al pueblo y a los sectores que obreros, indígenas, progresistas que los apoyaban”, afirmó la autoridad..

 

Acotó que actualmente se intenta “reflotar” las “bandas juveniles” para desestabilizar al Estado y a la sociedad, y que estas “juventudes delincuenciales” se llaman así mismas demócratas que adoptan banderas y músicas revolucionarias, pero en el fondo siguen siendo fascistas.

 

Advirtió que como Estado emplearán todos los medios legales con los que cuentan para defender la democracia.

 

El pasado viernes 17 de septiembre, el presidente Luis Arce también provocó la reacción de los asistentes a la Fexpocruz, cuando dijo que los problemas de la democracia no deben resolverse con “golpes de Estado”, esta alusión desató los gritos de ¡fraude! ¡fraude!

 

“Los problemas de la democracia deben resolverse con más democracia, no con golpes de Estado, no con rupturas del orden constitucional ni gobiernos de facto”, afirmó el mandatario en su discurso.

 

A partir de esa mención, apenas se escuchó su discurso por los gritos de apoyo al mandatario ¡Lucho! ¡Lucho! Y en rechazo a su afirmación ¡fraude! ¡fraude!.

 

Este viernes, el enfrentamiento verbal fue en la plaza 24 de Septiembre donde se llevó a cabo los actos protocolares en celebración de la gesta libertaria. A la llegada del presidente en ejercicio, David Choquehuanca, corearon ¡fraude! ¡fraude!, se escuchó ¡David! ¡David!, pero también arengaron ¡fuera Camacho! Frente a los gritos de ¡asesinos!.

 

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, rompió el protocolo, y cerró el acto sin permitir que el presidente en ejercicio haga uso de la palabra, argumentó que nadie agredirá a Santa Cruz, como una reacción al discurso del presidente Arce el 17 de este mes.

 

Para el Gobierno la crisis política de 2019 derivó en un “golpe de Estado”, el tema es parte prácticamente de la mayoría de los discursos de las autoridades del gubernamental MAS.

 

Otra situación se produjo en un acto en el municipio de La Guardia, la concejal de la agrupación Voces, Elsa Pacheco, improvisó una intervención para expresar su molestia después que el diputado Hernán Hinojosa (MAS) quien se refirió a los 21 días de protestas que derivó en la renuncia del entonces presidente, Evo Morales.

 

“Estoy muy dolida por la falta de respeto del señor Hinojosa no pude hablar de democracia, porque lo único que hicimos es defender la democracia. Basta ya de creerse dueños del país. Si no le gusta Santa Cruz, no venga señor, no es bienvenido”, sostuvo.

Actores políticos, de plataformas ciudadanas, y otra facción de la población sostiene que el 2019 no hubo «golpe» sino la defensa de la democracia ante un presunto «fraude electoral».