Bolivia vuelve a abstenerse de votar en contra de la agresión rusa a Ucrania, esta vez en la OEA

Por cuarta vez consecutiva la delegación boliviana ante organismos internacionales volvió a abstenerse de votar en contra de la agresión rusa contra Ucrania
Marco Antonio Chuquimia

Por cuarta vez consecutiva la delegación boliviana ante organismos internacionales volvió a abstenerse de votar en contra de la agresión rusa contra Ucrania. Esta vez la protagonista fue la representación de Bolivia ante la OEA, que se abstuvo de votar en favor de una resolución pidiendo el cese de hostilidades en Ucrania y el retiro inmediato de las fuerzas armadas de Rusia de ese país.

De los 34 miembros activos de la OEA, 28 votaron a favor, ninguno en contra y cinco se abstuvieron: Brasil, Bolivia, El Salvador, Honduras y San Vicente. Nicaragua estuvo ausente en este Consejo Permanente, el órgano ejecutivo de la OEA, donde este miércoles su embajador Arturo McFields tachó de «dictadura» al gobierno nicaragüense del presidente Daniel Ortega, tras lo cual fue destituido, replicaron las agencias de noticias.

El 2 de marzo la delegación nacional ante la ONU condenó la agresión rusa en la Asamblea Permanente, pero el momento de la votación se abstuvo de votar por una resolución. Dos días después en Ginebra nuevamente la delegación boliviana se abstuvo de votar en favor de una resolución del Consejo de Derechos Humanos que pedía la creación de una comisión para investigar la violación de los derechos humanos en Ucrania. La resolución de aprobó con 32 votos a favor, dos en contra y 13 abstenciones.

El jueves, nuevamente la Asamblea General de las NNUU convocó a los representantes de todos los países para someter a votación una resolución para el inmediato cese de hostilidades en Ucrania. Bolivia también se abstuvo de votar junto con otros 37 países.

Este viernes en Washington, la OEA convocó a los 34 países miembros para votar por una moción que presentó Antigua y Barbuda y Guatemala, con el copatrocinio de Bahamas, Colombia, Granada, Guyana, Haití, Jamaica, Perú, Trinidad y Tobago, Estados Unidos y Uruguay.

Aunque el embajador boliviano Héctor Arce reiteró que el Estado de Bolivia rechaza todas las violaciones al Derecho Internacional Humanitario, así como las violaciones y los abusos a los derechos humanos de las personas afectadas, se abstuvo de votar. También se reafirmó que en el país se aboga por la defensa del derecho de los pueblos a vivir en paz, según un comunicado de la Cancillería.

La embajadora ucraniana en Estados Unidos, Oksana Markarova, agradeció la resolución, pero pidió a la OEA que considere «retirar a Rusia el estatus de observador permanente» porque es «inaceptable que alguien que no respeta los principios de soberanía e integridad territorial y que piensa que está bien matar niños y matar gente inocente en el territorio de otro Estado se siente a la mesa con gente que sí los respeta».