Fiscalía de La Paz aún no ha encontrado elementos para investigar a coronel Dávila por narcotráfico

En enero surgieron reportes de que la DEA de Estados Unidos estaba investigando al exjefe de la FELCN, Maximiliano Dávila, por tráfico de droga. Luego, el coronel fue detenido cuando pretendía salir de Bolivia y fue enviado a la cárcel, pero por el delito de legitimación de ganancias ilícitas.

 

El coronel fue detenido en enero. Foto: Min. de Gobierno.
Fuente: Erbol / La Paz

 



El fiscal departamental de La Paz, William Alave, reveló este martes que aún no se ha encontrado elementos para investigar al exjefe antidroga, coronel Maximiliano Dávila, por el delito de narcotráfico.

En enero surgieron reportes de que la DEA de Estados Unidos estaba investigando a Dávila por tráfico de droga. Luego, el coronel fue detenido cuando pretendía salir del país y fue enviado a la cárcel por el delito de legitimación de ganancias ilícitas, debido a movimientos de dinero sospechosos que había realizado.

El fiscal Alave explicó que el Ministerio Público continúa la investigación contra Dávila por el delito de legitimación de ganancias ilícitas, pero sobre narcotráfico la fiscal del caso no ha encontrado elementos.

“Por el momento la fiscal no ha encontrado ningún elemento», precisó Alave consultado si Dávila será investigado por narcotráfico.

En Estados Unidos Dávila ya tiene una acusación por narcotráfico e incluso el gobierno de ese país ofrece una recompensa de cinco millones de dólares, a cambio de información que lleve a su condena.

Según la acusación en EEUU, Dávila aprovechó su cargo como director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) para garantizar acceso a los aeródromos bolivianos y que sean usados para el transporte de droga.

Asimismo, se le acusa de organizar a miembros de las fuerzas del orden bajo su mando, incluidas personas armadas con ametralladoras, para proporcionar protección a las cargas de drogas.

Se le sindica también de trabajar en asociación con proveedores de cocaína a gran escala y acordó enviar más de mil kilogramos de cocaína boliviana a Nueva York.

En Bolivia, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, reveló en enero que un informe de inteligencia ubica a Dávila como protector de una red de narcotraficantes.