Creemos culpa a Morales por el bloqueo en San Julián y de intentar desestabilizar el país

Los legisladores de Creemos emitieron un comunicado en el que hacen conocer su posición respecto al bloqueo en el municipio cruceño y sobre los presuntos afanes del expresidente.

Creemos
Legisladores de Creemos. Foto: Archivo bancada de Creemos

Fuente: ANF

Los legisladores de Creemos responsabilizaron al expresidente y líder del MAS, Evo Morales, del bloqueo en el municipio de San Julián, creen que el objetivo es desestabilizar el país.



Varios parlamentarios de la opositora Creemos, mediante un comunicado, sostienen que la reacción de Morales y afines al MAS ante el rechazo de Santa Cruz a su política antidemocrática se expresa en un constante asedio y hostigamiento a la estructura autonómica departamental y de la región, porque no responde a los intereses extremistas de disgregación y polarización del líder cocalero.

“Evo Morales ha puesto a nuestro departamento como eje de sus intereses personales, planes que entrañan también el mostrar su radicalidad atentando contra el propio gobierno de su correligionario Luis Arce Catacora, para operar a sus planes desestabilizadores de retoma del poder”, manifiestan.

Consideran que, en la disputa del partido azul, Santa Cruz se ha convertido en una “suerte de trofeo político electoral”, escenario en el que señalan al exgobernante de arremeter contra la región más productora del país, “buscando generar, violencia, caos, polarización destinados a generar un clima de ingobernabilidad que genere daños económicos, degradación de las instituciones, imposibilidad de gobernanza, desestabilización y ataque a las autoridades electas y líderes políticos opositores y emergentes”.

Asimismo, lo hacen responsable del bloqueo de San Julián, junto a Mario Cronembold y Adriana Salvatierra, a quienes califican como “fallidos líderes” en su propio partido, y que se pretende que un instrumento que intenta reeditar el caos y protesta, estrategia característica del líder cocalero, para socavar las estructuras democráticas de nuestro país.

“Al presente, Morales, pretende mostrarse como un opositor radical al propio gobierno del MAS y para esto ha elegido Santa Cruz, paradigma nacional e internacional de una economía abierta al desarrollo en todas sus formas y en su sistema cooperativo. El objetivo del injustificado bloqueo en San Julián es desestabilizar la administración de Luis Fernando Camacho y quebrar la economía de Santa Cruz para luego continuar con otras regiones de Bolivia y, finalmente, proclamarse como vencedor de su pulseta interna sin reparar en la destrucción, desestabilización, disgregación y polarización que busca reeditar a lo largo y ancho de nuestro país”, se lee en el comunicado.